España autorizó ensayos de su primera vacuna

Actualidad 11 de agosto de 2021 Por Redacción
La Agencia Española de Medicamentos comparará el efecto del nuevo fármaco, PHH-1V, con el de otras vacunas ya autorizadas. El laboratorio productor anunció que está en condiciones de fabricar de 400 a 1.200 millones de dosis entre 2022 y 2023.
esp

La Agencia Española de Medicamentos (EMA) autorizó este miércoles los ensayos en humanos de la primera vacuna española contra el coronavirus, un anuncio celebrado por el Gobierno de Pedro Sánchez. "La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha autorizado el ensayo clínico de la vacuna PHH-1V frente a la Covid-19 de la compañía Hipra", anunció entidad en un comunicado en el que precisa que se comparará el efecto de este fármaco con el de otras de vacunas ya autorizadas, según informa la agencia de noticias AFP.

Para el ensayo se reclutarán varias decenas de voluntarios de centros hospitalarios que iniciarán, tan pronto como sea posible, el proceso para seleccionar a los que cumplan con los criterios de inclusión especificados en su protocolo. Cada participante recibirá dos inmunizaciones separadas por 21 días.

El voluntario no sabrá cuál le administran, para evitar así sesgos en sus apreciaciones, y en esta primera fase está orientado a garantizar la seguridad, tolerabilidad, inmunogenicidad (capacidad que tiene un antígeno de activar el sistema inmunitario e inducir una respuesta inmune) y eficacia.

Hipra, que tiene su sede en Amer, Cataluña, noreste, estimó que podría fabricar 400 millones de dosis en 2022 y 1.200 millones en 2023, si finalmente la vacuna recibe la aprobación. 

Esta metodología es la misma que se usó para las vacunas de Novavax y Sanofi/GSK, que ya están en proceso de evaluación para su potencial autorización por parte de la EMA. La diferencia con la española es que esta expresa proteínas de dos variantes distintas, ya que fue modificada con respecto a la inicial para ser más efectiva frente a las nuevas mutaciones.

El coronavirus posee en su superficie unas puntas (proteínas virales) para entrar en contacto con las células e infectarlas. Estas proteínas pueden ser reproducidas y presentadas después al sistema inmunitario para hacerle reaccionar, que es el mecanismo que siguen las vacunas recombinantes. Según Hipra, puede conservarse a temperaturas entre 2 y 8ºC, lo que facilitaría mucho su distribución.

Boletín de noticias